Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Vicky Martín Berrocal: “Yo he vivido toda una vida a régimen, mi efecto yoyó es increíble"

Vicky Martín Berrocal: "Yo he vivido toda una vida a régimen, mi efecto yoyó es increíble y he hecho barbaridades. He vivido en mis carnes el preguntar qué has hecho para perder peso en dos meses y es una locura porque el efecto rebote ha sido brutal. Además de eso, nunca me he mantenido bien, nunca he estado sana. Era una cuestión de perder, pero cuando hoy me paro aquí es que no es una cuestión física de sentirte bien en una talla, que haya que tener un cuerpo perfecto y yo he defendido a cualquier mujer sea la talla que sea. Yo he tenido una talla 38 y una 46, y he sido feliz, y mi objetivo dedicándome a la moda es vestir a cualquier mujer que entre por la tienda, y me da igual como sea. No miro a nadie mejor o peor, cada uno es libre de ser como quiera ser, pero es concienciar de algo que no tenemos información y es realmente que no es tener kilos, no es querer acercarte a lo que te venden sino que es un tema de salud. Es algo que yo tampoco lo tenía, yo no tenía esa información y no fui consciente hasta que me di cuenta que me afectaba y que me costaba levantarme de un sofá, que no dormía, que subir dos peldaños era una vida, que pasé el covid, me hice una analítica y eso era un descontrol absoluto entonces dije que si no estoy bien ya no puedo dar tumbos". Muy enamorada de Joao Viegas Soares, solo tiene buenas palabras para él: "todo lo que necesitaba. Me sacó de una zona en la que estaba bien, pero con él todo está mejor entonces todo lo que suma yo lo quiero en mi vida. Yo quiero cosas que sumen y él suma. Tiene buen corazón, te cuida, es una relación sana y entera y es aquí, hoy y ahora, y cuando me preguntan, ¿te casarás? ¿pero qué va a pasar mañana? Ahora mismo soy feliz, me gusta donde vivo, me encantaría que él se viniera a Madrid porque a mí me gusta mucho lo mío, pero Portugal me ha acogido bien y él me lo ha hecho fácil. Me lo hicieron fácil los suyos, sus amigos y bueno, somos vecinos. La diseñadora descarta casarse de momento con el empresario portugués: no sé, no sé qué me deparará la vida. Creo que estoy bien y cuando las cosas están bien, funcionan, me enseñaron que es mejor no tocarlas. No sé, no necesito ningún papel, tengo una edad y el compromiso que yo tengo es de aquí. No va a marcar la diferencia. Si pasa, bien, me encantan las bodas y me encanta vestir a la mujer de blanco, pero si toca no sé, que sea lo que tenga que ser". Vicky martín berrocal también se deshace al hablar de su hija Alba: "yo la miro y me gusta ella, me gusta cómo ha aprendido a conocerse y como se conoce, porque se conoce bien y después como madre creo que se nos olvida cuando somos madre que nos preocupamos mucho porque va a estudiar, como son las notas de mi hijo y muchas cosas que son importantes, pero se nos olvida lo principal que es, ¿mi hijo es feliz? ¿cómo puedo hacer a mi hijo feliz? Yo estoy en un momento en el que estoy muy enfocada en eso. Tú eres feliz, ¿cómo puedo ayudarte para ser mucho más feliz? Eso es lo que hablamos hoy que es como déjame ayudarte a ser feliz". En cuanto a la mudanza de la joven, la empresaria desvela con quién se ha ido a vivir su hija: "se han ido a vivir mi hermana y ella juntitas, muy bien y mejor que mejor. No hay nada como estar con alguien que te conoce, que te quiere y es mejor. Hay un dicho que dice mejor sola que mal acompañada, pero en este caso es mejor estar acompañada de alguien que te quiere y la soledad no es buena. A la juventud le encanta sentirse que es mayor y vivir sola, pero Alba es muy madura y ha entendido ella sola que quiere vivir con su tía. También estamos hablando que tiene 38 años entonces se llevan nada, se ríen y es una amiga". Vicky Martín Berrocal, quién trabaja en El Show De Bertín, explica cómo vivió la comentada entrevista de Kiko Rivera: "yo le conozco de hace muchísimo tiempo y me parece un hombre con un corazón enorme y fue muy fácil, y luego fue muy generoso con nosotros. Contó muchísimas cosas y las contaba así, tal cual, porque es el ambiente que se crea allí y al final crees que estás con Bertín en su casa y hay a veces que cuentas cosas que dices lo he soltado. Se sienten tan cómodos que al final es lo importante. Yo, que he hecho el programa de Bertín, yo me sentí tan cómoda que había hablado de cosas que no había hablado en mi vida, pero no porque las tuviese ocultas sino porque nadie me las había preguntado o porque no estaba en el ambiente como para hablarlas y tratarlas. Es sentirse cómoda y se sienten muy cómodos, empezamos con humor y terminamos con humor y eso el espectador lo agradece". Entrevista Vicky Martín Berrocal: - Vicky Martín Berrocal, muy buenos días. Hoy es un día muy especial que te tenemos como embajadora del movimiento Más grande que yo. Cuéntanos un poquito porque es un tema muy importante para que cambiemos la percepción que tenemos de la obesidad, ¿no? - Yo estoy feliz de que cuenten conmigo, que hayan dado toda la confianza para darle voz a tanta gente que no es capaz de hablar de la obesidad y del sobrepeso, que es como un tema tabú que no se habla con libertad. Es como que avergüenzas de ti y le das la espalda al otro, es un tema muy delicado. Este movimiento pretende concienciar a la gente que tenemos que hablar en otro lenguaje cuando hablamos de la obesidad. Somos el segundo país en Europa con más obesidad y es una locura, y la obesidad es una enfermedad que hay que tratarla. A mí me gusta mucho la vida y solo tenemos una, y yo he tenido problemas de sobrepeso constante, yo he tenido efecto yoyó y he hecho dietas de todo tipo ¿Cómo es posible que siendo una enfermedad tú de repente tienes consejos de gente cercana que te dice que tienes que hacer? ¿Tú haces eso con otra enfermedad? Hay una confusión y yo creo que hay que concienciar a la gente. - No ha sido tu caso, pero hay muchos casos que se convierten en una obsesión el tema del sobrepeso. - Sí, pero una obsesión el hecho de que quieras perder peso. Yo he vivido toda una vida a régimen, mi efecto yoyó es increíble y he hecho barbaridades. He vivido en mis carnes el preguntar qué has hecho para perder peso en dos meses y es una locura porque el efecto rebote ha sido brutal. Además de eso, nunca me he mantenido bien, nunca he estado sana. Era una cuestión de perder, pero cuando hoy me paro aquí es que no es una cuestión física de sentirte bien en una talla, que haya que tener un cuerpo perfecto y yo he defendido a cualquier mujer sea la talla que sea. Yo he tenido una talla 38 y una 46, y he sido feliz, y mi objetivo dedicándome a la moda es vestir a cualquier mujer que entre por la tienda, y me da igual como sea. No miro a nadie mejor o peor, cada uno es libre de ser como quiera ser, pero es concienciar de algo que no tenemos información y es realmente que no es tener kilos, no es querer acercarte a lo que te venden sino que es un tema de salud. Es algo que yo tampoco lo tenía, yo no tenía esa información y no fui consciente hasta que me di cuenta que me afectaba y que me costaba levantarme de un sofá, que no dormía, que subir dos peldaños era una vida, que pasé el Covid, me hice una analítica y eso era un descontrol absoluto entonces dije que si no estoy bien ya no puedo dar tumbos. - Además, un problema de salud que cada vez afecta a más adolescentes e incluso niños que son los que de verdad lo padecen porque los niños son muy crueles. - Entra esa crueldad y efectivamente hay mucha obesidad en niños, mucha. Entra ese momento y estamos hablando de unas edades en las que uno todavía no sabes, y que puede perjudicarte y marcarte para toda la vida. Estoy feliz de formar parte de esta campaña Más grande que yo por eso, porque creo que tengo en mis manos la posibilidad de ayudar y no hay producto, es que creo que está bien que hay un rostro conocido y alguien que tú sepas que es verdad porque es lo que he vendido toda mi vida. Yo soy verdad y hay gente que se identifica conmigo así que me encantaría que esto valiese para algo bueno. No es un tema tabú, miremos a la obesidad de frente y hablemos de ella, que es un tema que yo he pasado y además he conseguido salir de ahí. No es más que quererte, aprender a quererte a ti mismo y es una cuestión de yo soy mi prioridad, yo soy mi mayor fan, ¿sabes? - Cuéntame cómo estás, ¿qué proyectos hay? - Estoy muy bien, sigo mucho más feliz porque este año he estado en este proceso de cuidarme y el deporte me ha hecho mucho bien para la mente y estoy muy contenta. Estoy en Estoril, que sabéis que me mudé hace un año y medio, estoy con mi pareja, todo va bien aquí y ahora. Hoy es así y me tatúe hace un par de meses aquí y ahora porque me pareció que es algo que tenemos que tener muy presente. Yo me levanto todas las mañanas y me digo es hoy y es hoy y yo hoy quiero ser feliz porque mañana no sé dónde estaré, no sé qué me deparará la vida, pero este momento es mío. Es así y así lo vivo. - ¿Qué proyectos tienes como diseñadora? También preguntarte que estás consiguiendo mucho éxito con El show de Bertín, ¿cómo es la experiencia? - Pues el show es algo que empecé hace un año en septiembre. Bertín me llamó y me dijo quiero que estés conmigo y creo que hablamos el mismo idioma él y yo. Yo soy una mujer que no pienso lo que digo, que lo digo desde lo más hondo de mí, que puedo estar muy confundida, pero yo creo en mí y digo lo que siento y lo que me parece. Podrá haber alguien que me diga estás loca, pero me da igual porque soy muy libre a la manera de expresarme, muy espontánea, nada encorsetada, muy natural entonces siempre que veía a Bertín hacer televisión me encantaba porque era como un hombre natural, salvaje, dice lo que quiere cuando quiere, no está encorsetado, se equivoca y vale Siempre lo veía como alguien que me llamaba mucho la atención entonces cuando me dijo te quiero conmigo dije venga, va. Vivo en Portugal, es un día a la semana y tampoco Sevilla de Estoril está lejos, me lo hago en cuatro horas y lo hago gustosamente. Empezamos como una cosa de seis programas y ya hemos hecho temporada entera, llevamos desde septiembre entonces funciona. Yo creo que la verdad traspasa y luego los personajes son de aúpa como digo yo. Son brutales, son gente profesional, con algo que contar y gente que le gusta a la gente, entonces lo pasamos bien. No entramos en nada, nos dedicamos a reírnos, a disfrutar del invitado y darle su sitio que yo creo que es fundamental. - Recientemente habéis tenido a Kiko Rivera, ¿cómo fue tenerlo? Porque con él ya sabes que son sorpresas constantes porque se abre en canal. - Sí, Kiko es un hombre Primero Bertín lo ama y por eso lo quería en el programa y Bertín tiene una complicidad con él brutal, entonces partimos de ahí. Después yo le conozco de hace muchísimo tiempo y me parece un hombre con un corazón enorme y fue muy fácil, y luego fue muy generoso con nosotros. Contó muchísimas cosas y las contaba así, tal cual, porque es el ambiente que se crea allí y al final crees que estás con Bertín en su casa y hay a veces que cuentas cosas que dices lo he soltado. Se sienten tan cómodos que al final es lo importante. Yo, que he hecho el programa de Bertín, yo me sentí tan cómoda que había hablado de cosas que no había hablado en mi vida, pero no porque las tuviese ocultas sino porque nadie me las había preguntado o porque no estaba en el ambiente como para hablarlas y tratarlas. Es sentirse cómoda y se sienten muy cómodos, empezamos con humor y terminamos con humor y eso el espectador lo agradece. - ¿Crees que algún día retomarán la relación madre e hijo? - Ay, yo en eso no me meto Yo hablo de mi vida que es la que conozco, yo creo que cada familia es un mundo. Yo no hablo como hijo, hablo como madre porque soy madre y yo creo que no tiene que ser fácil vivir sin un hijo, y cómo hija puedo hablar porque tengo a mi madre, no es fácil vivir sin madre. Yo no hablo de nadie, hablo de mi misma y yo creo que los pilares de tu vida son necesarios. Hay una letra de Manuel Molina que la comenté con Kiko que dice que necesito una caricia que acaricia de verdad y es necesario, yo no podría vivir sin los míos porque no podría ser feliz. - Hablando de un pilar fundamental tuyo, tu hija Alba. Se ha convertido en una de las mujeres más influyentes de este país. - Alba no se dedica a eso, pero la verdad es que le gusta mucho. Ella es verdad, es muy sensible, está cargadita de verdad, tiene ese momento salvaje de la edad, ese punto rebelde que a mí tanto me gusta. Tiene un mix para mí muy potente. - Tiene lo mejor de los dos. - Bueno, parece ser o no sé, pero ha salido algo que a mí me gusta. Yo la miro y me gusta ella, me gusta cómo ha aprendido a conocerse y como se conoce, porque se conoce bien y después como madre creo que se nos olvida cuando somos madre que nos preocupamos mucho porque va a estudiar, como son las notas de mi hijo y muchas cosas que son importantes, pero se nos olvida lo principal que es, ¿mi hijo es feliz? ¿Cómo puedo hacer a mi hijo feliz? Yo estoy en un momento en el que estoy muy enfocada en eso. Tú eres feliz, ¿cómo puedo ayudarte para ser mucho más feliz? Eso es lo que hablamos hoy que es como déjame ayudarte a ser feliz. - De todas formas, con Alba tienes una relación estupenda. - Sí, hemos sido compañeras aparte de madre e hija. Somos compañeras de vida, hemos estado solas. - Habéis trabajado juntas. - Sí, nos gusta estar juntas y compartimos todo. La edad también, hay diferencia, pero yo me siento muy joven y nos gusta lo mismo. Salimos, cenamos, nos reímos de lo mismo, no sé, es muy bonito lo que tengo con mi hija. - Ahora está de mudanza y hemos visto que tu hermana le estaba echando una mano. - No, se han ido a vivir juntas. Se han ido a vivir mi hermana y ella juntitas, muy bien y mejor que mejor. No hay nada como estar con alguien que te conoce, que te quiere y es mejor. Hay un dicho que dice mejor sola que mal acompañada, pero en este caso es mejor estar acompañada de alguien que te quiere y la soledad no es buena. A la juventud le encanta sentirse que es mayor y vivir sola, pero Alba es muy madura y ha entendido ella sola que quiere vivir con su tía. También estamos hablando que tiene 38 años entonces se llevan nada, se ríen y es una amiga. - Se te cae la baba hablando de ella siempre y recuerdo el momento en el que Alba salió con su pareja, con Javier, que lo pasasteis un poco mal, ¿verdad? - No, yo nunca lo he pasado mal. - No me refiero por la pareja sino por todo lo que se creó alrededor. - Estamos hablando de tres o cuatro años atrás y me parece una locura hablar de cuatro años atrás. No es tema de interés para nada y tampoco nunca dejo de contestar porque soy una persona que contesto a todo, pero es que al final es un tema Hablo de mi hija como hija, todo lo que sea un tema relación de madre e hija y las sensaciones mías con ella, pero de su vida siempre he dicho que no voy a hablar. Es su vida íntima, porque es su vida y cuando me preguntan digo a mí no me preguntéis porque realmente yo puedo hablar de la mía y es una cosa que siempre he llevado por bandera. Yo

Ficha técnica


Fecha 06/12/2021
Parte 1
Duración 00:30:02
Sonido Totales y Ambiente
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Partes


Relacionados