Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Tamara Falcó no descarta casarse con Iñigo Onieva en un futuro

Tamara Falcó no descarta casarse con Iñigo Onieva en un futuro: "Yo creo que más que nada es que si estoy lista para casarme es porque estoy en un momento de mi vida muy equilibrado, muy bueno, me siento más segura, tengo un gran equipo con el que trabajo y eso me hace sentirme bien, entonces yo creo que eso también repercute mucho en la pareja y creo que Iñigo ha llegado en un momento bueno para mí" "Poquito a poco. No sé, aun nos estamos conociendo a los tres meses cuando me preguntan ¿te vas a casar ya? Eso no, eso lo vas viendo y yo sobretodo que vengo de padres separados creo que es mayor la tensión porque sé que es lo que se supone una separación entonces creo que tienes que conocer muy bien a la persona. En eso estamos, estamos en el noviazgo que es un momento precioso también y disfrutándolo así que sin prisas, pero sin pausa". En cuanto a la presunta faceta de mujeriego de su chico, la hija de Isabel Presyler confiesa: "Yo creo que eso es gente que no nos conoce y bueno, le doy la importancia justa". Tamara se muestra incómoda a la hora de hablar de la nueva relación que tiene Esther Doña y prefiere no opinar acerca de la exclusiva que ha concedido presentando a su nueva pareja: "Eso ya no sé, eso son conversaciones privadas y no voy a entrar ahí. Hoy es un día sobre mí y he venido a hablar de mi libro". En cuanto a cómo está su madre tras la pérdida de su abuela: "Yo creo que al final es difícil porque al final cuando se muere tu madre es irremplazable. Al final hay una parte de ti que desaparece y, gracias a dios, soy creyente y pienso que ha evolucionado, pero es verdad que el día a día no tienes a esa persona". La marquesa de Griñón confiesa haberse ido de viaje junto a la Preyler: "Mano a mano. Es que nosotras antes hacíamos muchos viajes de chicas y antes de que mis hermanas tuvieran hijos, familias y todo eso siempre hacíamos un viaje de chicas y lo pasábamos fenomenal, nos reíamos muchísimo y nos íbamos de compras estando en camisón todas por el cuarto tranquilas y la verdad es que yo quería que mi madre disfrutara, que estuviera unos días tranquila y por eso la convencí a que nos fuésemos y que nos fuésemos a un sitio tropical que ella siempre dice que al ser de una isla pues que las islas le sientan fenomenal. Yo quería que ella descansara un poquito y yo también descansar que también me lo merecía así que ha sido un poco de eso, de chicas para disfrutar madre e hija. En cuanto al bonito prólogo que le ha dedicado su madre en su primer libro: "Lo ha hecho, sí, y la verdad es que fue precioso porque mi madre me dice que no, pero yo creo que se lo ha revisado un poco Mario, ¿eh? O eso o se tiene que volver escritora porque ha metido todo en tres páginas y Mario también me ha dicho que no, que para nada, que yo le eché un vistazo al final, pero claro un vistazo de un Nobel Pero no, más que todo es precioso y yo creo que mi madre ha sido súper generosa abriéndonos las puertas de su casa a todos y con el prólogo me lo pidieron desde Espasa y yo no sabía si iba a querer poner sus sentimientos en papel. La verdad es que es precioso, es un recuerdo maravilloso para toda la vida". Total Tamara Falcó: - Darte la enhorabuena por tu primer libro. - Sí, la verdad es que estoy emocionada. Te lo agradezco porque ha sido un esfuerzo titánico, pero ya no mío sino de todo el equipo, de mi madre que nos ha abierto las puertas de su casa dieciocho veces o más y la verdad es que estoy muy contenta de ver todas las recetas de casa en un libro. - ¿Y cómo habrá sido la selección? Habrá sido dura porque entre todas las recetas de casa, ¿por qué estas? - Son las más representativas de nuestra casa, pero es verdad que se han quedado muchas fuera del libro porque al final tienes que hacer una selección. Nos lo dijeron desde Espasa entonces hicimos las de casa: el gazpacho, la paella, el bocadillo vegetal, el bizcocho, la tarta de chocolate de mi madre Todas esas están metidas que es lo importante. - Nos ha sorprendido ese gran secreto de que a tu madre le encanta la tarta de chocolate. - ¿De verdad? Pero si lleva chocolate en el bolso, es adicta al chocolate. De hecho venimos de un viaje que nos hemos hecho mano a mano, era un poco mi viaje por graduarme y nos hemos ido a Maldivas nada más y nada menos, nos hemos ido las dos porque la verdad es que mi madre pues se había quedado un poco de vacaciones con todo lo de mi abuela y nos apetecía hacer un viaje mano a mano y entonces viajó con cinco tabletas de chocolate. Le dije, mami, ¿has viajado con cinco tabletas de chocolate? Seis me dijo. O sea seis tabletas para cinco días. - ¿Cómo se encuentra ella? - Yo creo que al final es difícil porque al final cuando se muere tu madre es irremplazable. Al final hay una parte de ti que desaparece y, gracias a Dios, soy creyente y pienso que ha evolucionado, pero es verdad que el día a día no tienes a esa persona. - En esa selección de platos, ¿ha podido influir la memoria de tu abuela? - Claro, mi madre había guardado recetas de mi abuela porque mi abuela perdió su recetario en una de las mudanzas y entonces a mí me daba mucha pena porque a mí me encanta la cocina. Había por ejemplo un plato de puntas de solomillo, que estaba en inglés, que nunca he podido recuperar porque mi abuela ya no se acordaba y me daba muchísima pena y pensé, como no guarde estas recetas ahora ya las pierdo. De hecho, es algo que todos deberíamos hacer con nuestras recetas porque a ti te gustan pues la paella de tu casa, el gazpacho de tu casa porque es el que te toca todas las memorias que tienes con tu familia entonces sí, sin mi abuela este libro sería imposible. - Estamos hablando de platos de familia, ¿cuáles son los de tus hermanos? - ¿De mis hermanos? Mi hermano Julio, por ejemplo, no toma nada de tomate y le gustaba la pasta solo con queso y definitivamente en casa somos de filete empanado. El filete empanado será muy básico, pero le dedico un montón porque era el plato favorito de mi hermana y en casa se peleaban por el último filete de casa cuando eran adolescentes y es algo que a todos nos encanta. - ¿Y el de Enrique y el de Ana? - El plato de Enrique cuando viene últimamente se le hace mucha lasaña y le encanta el jamón serrano, pero no es un plato como tal Todo lo que es cocina de hogar mis hermanos siempre dicen que en Estados Unidos todo te hincha más y claro, todos los sentimos porque muchas veces cuando comes fuera de casa no te sienta igual de bien la comida que cuando te la hacen poquito a poco y yo creo que a ellos toda la comida española les encanta. - ¿Cómo ha sido el proceso creativo? Creo que el prólogo lo ha hecho tu madre, lo habéis hecho juntas. - Lo ha hecho, sí, y la verdad es que fue precioso porque mi madre me dice que no, pero yo creo que se lo ha revisado un poco Mario, ¿eh? O eso o se tiene que volver escritora porque ha metido todo en tres páginas y Mario también me ha dicho que no, que para nada, que yo le eché un vistazo al final, pero claro un vistazo de un Nobel Pero no, más que todo es precioso y yo creo que mi madre ha sido súper generosa abriéndonos las puertas de su casa a todos y con el prólogo me lo pidieron desde Espasa y yo no sabía si iba a querer poner sus sentimientos en papel. La verdad es que es precioso, es un recuerdo maravilloso para toda la vida. - Tamara, yo no sé si tienes en mente escribir un segundo libro ya más relacionado con lo que has estudiado. - Bueno, eso me encantaría. Eso es la alta cocina, pero creo que es verdad que esto es la esencia de lo que comemos todos los días y es que la alta cocina es un poco el cuidado al detalle extremo, platos que realmente sean muy pros en la cocina para recrearlos. Es un nicho un poco distinto y lo que a mí me gusta de este libro es que en el trabajo final de mi promo incluí el gazpacho, pero de una forma distinta con unos tomatitos deshidratados, los bastoncitos en mantequilla, pero una mantequilla más sofisticada. Pero eso es bonito porque cuenta de donde salen mis raíces y es un poco distinto, pero sí me gustaría. - ¿Qué proyectos tienes ahora? Ya que te has sacado el diploma y acabas de lanzar el libro. - Me falta el diploma de repostería si quiero ser gran diploma. Voy a por él y me han dicho que va a ser mucho más difícil y ya, yo creo que me va a dar un parraque porque sería muy cool decir que no me ha costado, pero ha sido un esfuerzo titánico y no me puedo ni imaginar que es pastelería. - Se ha dicho que ibas a por la matrícula de honor. - Sí, hombre, eso sería idílico. Ala, para que lo digo De verdad, ahora ya no. Creo que es prácticamente imposible sacar matrícula de honor en pastelería, pero me gustaría porque la verdad es que te motiva. Son muy buenos profesores, súper exigentes, entonces estás ahí todo el tiempo con esa adrenalina y eso es lo que me encanta de la cocina. - Has dicho que te gusta trabajar mucho en equipo y yo no sé si Iñigo te ayuda un poquito y lo empiezas a encauzar en la cocina. - Bueno, Iñigo es muy buen catador. Le gusta cocinar lo que pasa es que claro, pero cuando ya has estudiado y tal tú ves como corta por ejemplo él la cebolla y digo a ver mi amor, esto tienes que y él me mira y me dice no, es que a mí me gusta así Entonces cada uno tiene su técnica, pero bueno, la verdad es que cocinar juntos es un poco de estrés y prefiero cocinarle y que lo pruebe él. - ¿Qué piensas de esto de que Iñigo siempre se le está achacando la fama de mujeriego? ¿Cómo lo tomáis en casa? - Mira, yo creo que eso es gente que no nos conoce y bueno, le doy la importancia justa. - ¿Hay planes más allá? ¿Te gustaría casarte con él? ¿Te lo ha pedido? - (Se ríe). - Mi madre siempre me ha dicho cuando aprendo un nuevo plato en la cocina que ya estoy preparada para casarme. - (Se ríe) Eso era una cosa súper necesaria y de hecho mi madre se metió en clases de cocina con mi tía, la hermana de mi padre, pero eso no fue a buen puerto, no fue a más, pero en esa época lo intentó de varias formas. Yo creo que más que nada es que si estoy lista para casarme es porque estoy en un momento de mi vida muy equilibrado, muy bueno, me siento más segura, tengo un gran equipo con el que trabajo y eso me hace sentirme bien, entonces yo creo que eso también repercute mucho en la pareja y creo que Iñigo ha llegado en un momento bueno para mí. - Bueno, entonces suenan campanas de boda. - Bueno, poquito a poco. No sé, aun nos estamos conociendo A los tres meses cuando me preguntan ¿te vas a casar ya? Eso no, eso lo vas viendo y yo sobretodo que vengo de padres separados creo que es mayor la tensión porque sé que es lo que se supone una separación entonces creo que tienes que conocer muy bien a la persona. En eso estamos, estamos en el noviazgo que es un momento precioso también y disfrutándolo así que sin prisas, pero sin pausa. - Cambiando un poco de tema, tu padre estaría muy orgulloso de haber podido ver esto. - Ahora voy a tener que hacer el de las recetas de casa de mi padre con los vinos, con la caza y todo eso. No, yo creo que mi padre sí, todo lo que era gastronomía y de la buena, de fuego, esa le habría encantado y que han venido amigas suyas de toda la vida. De hecho mi padre hizo sus pinitos en política y yo ni siquiera lo sabía, me lo estuvo contando Ana Rosa que le acompañaba a los mítines en el año de la polca, pero yo creo que sí, estaría súper orgulloso y contento. - Orgulloso está de ti y quería preguntarte que no sé si crees le habría dado el visto bueno a Esther a rehacer su vida, como ya lo ha hecho, que está protagonizando una portada. - Yo de verdad, de ese tema no voy a hablar. - Tu hermana por ejemplo ha hablado y ha dicho que le parece bien que ella haga su vida. - Sí, yo la verdad es que no me incumbe - Pero para decir que tu padre ha sido el que le ha puesto este novio en el camino. - Eso ya no sé, eso son conversaciones privadas y no voy a entrar ahí. Hoy es un día sobre mí y he venido a hablar de mi libro. - De ese viaje que has nombrado a las Maldivas con tu madre, ¿habéis ido solas? - Sí, mano a mano. Es que nosotras antes hacíamos muchos viajes de chicas y antes de que mis hermanas tuvieran hijos, familias y todo eso siempre hacíamos un viaje de chicas y lo pasábamos fenomenal, nos reíamos muchísimo y nos íbamos de compras estando en camisón todas por el cuarto tranquilas y la verdad es que yo quería que mi madre disfrutara, que estuviera unos días tranquila y por eso la convencí a que nos fuésemos y que nos fuésemos a un sitio tropical que ella siempre dice que al ser de una isla pues que las islas le sientan fenomenal. Yo quería que ella descansara un poquito y yo también descansar que también me lo merecía así que ha sido un poco de eso, de chicas para disfrutar madre e hija. - ¿Qué tal Ana? - Ana fenomenal. Ana feliz con sus dos niños, es una madraza y la verdad es que muy contenta. Tiene mucha suerte con su marido porque Fer es un amor y allí muy contenta como madre de familia. - ¿Y a ti no te apetece ser madre de familia? Que ya lo eres con tus sorbinos. - Bueno, claro que me encantaría, pero yo siempre he dicho que tienes que encontrar la persona adecuada para eso y ahora mismo estoy ilusionada porque estoy en pareja y eso es un proyecto de, pero bueno, cada cosa a su tiempo y cuando se dé. - Tamara, yo no sé si te lo has planteado, pero ¿dónde te gustaría casarte? - Yo creo que o en casa de mi padre donde es el vino o en El Rincón donde vivía él. También Plasencia que lo ha heredado ahora mi hermana y recuerdo su boda ahí preciosa así que yo creo que en casa de mi padre es donde me gustaría. - MasterChef, ¿lo estás siguiendo? - MasterChef lo estoy siguiendo Es que he estado fuera y lo he visto un poquito. Sé que está teniendo un éxito brutal, la verdad que me parece muy divertido el elenco que han conseguido y la verdad es que sí. - ¿Tienes un favorito? - Pues es que no sé si lo puedo contar No lo puedo que luego me llaman la atención, pero creo que hay gente que se ha esforzado muchísimo y que merece ganarlo. - ¿Pero no hay uno que dices? - No, no, no. - Te dedicas a la cocina y ahora está muy de moda poner los productos en el mercado. ¿Vas a sacar tu propia marca como Belén Esteban con su gazpacho? - Sí, la verdad es que todo eso lleva una evolución y yo creo que al final cuando haces un producto lo difícil es que tenga esa misma calidad y lo sé por mi padre, por todo el esfuerzo que eso conllevaba y ahora mismo estoy concentrada en el curso de pastelería y ya luego poco a poco iré pensando en más proyectos que seguro que a mi equipo se les ocurre. - Has dicho que tienes que hacer prácticas ahora, ¿no? Antes del curso de pastelería. - Bueno, sí, es que lo difícil de las practicas es que con mi agenda son un poco difícil cuadrarlas entonces sí que me gustaría, sería lo suyo si no es ahora después de pastelería las haré, pero bueno, también es verdad que tenía los otros proyectos abandonados y les tengo que tomar ahora un poquito de atención.

Ficha técnica


Fecha 13/10/2021
Parte 2
Duración 00:15:25
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Partes


Relacionados