Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Saray Montoya sale de los juzgados muy afectada y sin parar de llorar

Saray Montoya sale de los juzgados muy afectada y sin parar de llorar confiesa: "La familia política, la de tu marido, es tu familia también, no me entra en la cabeza. Eso son los daños más fuertes, los del corazón". Tras haber obtenido la orden de alejamiento, la abogada explica: "Ante el miedo y las lesiones que ellas presentan, el pánico que teníamos es que les pudiera ocurrir algo mucho más grave de lo que ya han sufrido. Por suerte tenemos la orden de alejamiento, tenemos el auto dictado y no pueden aproximarse a menos de 200 metros y ningún tipo de comunicación con ellas". Sobre si ellas también han sido denunciadas, comenta: "parece ser que consta una denuncia, pero me voy a reserva cualquier tipo de opinión al respecto, los medios de comunicación la habéis tenido antes que yo". Total Saray Montoya: - Hola, nos atenderías un momento, por favor. - - Como ha ido todo. - Yo estoy muy emocionada. - Pero habéis conseguido la orden de protección, es por eso la emoción. - Si, mucha. - Tu estas muy emocionada Saray. - No puedo hablar, de verdad. - Estáis más tranquilas por lo menos. - Por supuesto, era lo que le estaba pidiendo a Dios, que nos dieran positividad y nos la han dado. Hablar con ella. - Abogada: Como sabéis lo que se ha hecho hoy es un ofrecimiento de acciones para que ellas sean consideradas victimas en el procedimiento y puedan presentar acusación, se han ratificado en nuestras personificaciones y hemos pedido una orden de alejamiento como corresponde ya que a día de hoy los presuntos agresores no se han entregado. Ante el miedo y las lesiones que ellas presentan, el pánico que teníamos es que les pudiera ocurrir algo mucho más grave de lo que ya han sufrido. Por suerte tenemos la orden de alejamiento, tenemos el auto dictado y no pueden aproximarse a menos de 200 metros y ningún tipo de comunicación con ellas. - Las vemos súper afectadas. - Imagínate. - Usted que es la madre de Saray. - Esto no se lo deseo a nadie, esto es muy malo, muy malo. - Ha sido toda una pesadilla, verdad. - - El alejamiento para quién ha sido. - Para los dos. - El padre y el hijo. - Abogada: 200 metros y reducción de comunicación por ningún medio. Hasta que se resuelva, tenemos aquí el auto, por lo menos hasta que se personen, además se va a librar de oficio a la policía para que estén informados de que no se pueden acerca a ella. - Ellos se van a entregar. - Eso llevamos esperando 18 días, confío en que por fin lo hagan. - Ellos os han denunciado. - Parece ser que consta una denuncia, pero me voy a reserva cualquier tipo de opinión al respecto, los medios de comunicación la habéis tenido antes que yo. - El auto dice algo del peligro para su vida y su integridad. - Lógicamente cuando se acuerda una orden de alejamiento se acuerda por un riesgo objetivo para la víctima y porque pueden sufrir cualquier tipo de daños. Las lesiones que presentan son de tal gravedad que es obvio que finalmente así lo han visto y así por lo menos pueden estar protegidos de alguna manera, no sabemos dónde están. - La orden de alejamiento es a una persona. - A los dos, al padre de Jorge y al hermano. A los dos, no voy a dar nombres. - Un policía velará por eso. - No, en el caso de que ellos infrinjan esa orden de alejamiento de las que se va a informar a la policía, así es como se dispone, en el caso de que lo incumplan, incumplirían una orden judicial y cometerían un delito de quebrantamiento, entendemos que es una manera de protegerlas y que no vuelva a ocurrir. - Saray, satisfecha. - Mucho, pero todavía estoy esperando que se entreguen o que la policía los detenga. - El paradero de ellos se conoce. - No sabemos el paradero exactamente, pero nos consta que están en Sevilla, están aquí. - Por eso venir a pedir protección. - Totalmente. - Usted ha dicho que las peores heridas son las del corazón. - Esas son las peores. La familia política, la de tu marido, es tu familia también, no me entra en la cabeza. Eso son los daños más fuertes, los del corazón. - Estamos hablando de tu suegro y tu cuando, pero es el abuelo de tu hija. - Ella no puede hablar. - Porque es menor. - No, no es menor pero mi niña está muy afectada. - Cuando sientes que acabará todo esto. - Cuando estén, la justicia es la que tiene el poder y yo sentiré que esto se ha terminado cuando la justicia haga su trabajo. Recursos de Saray Montoya llorando abrazada a su hija y su madre a la salida de los juzgados.

Ficha técnica


Fecha 18/08/2021
Parte 1
Duración 00:05:02
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Sevilla
Firma Europa Press

Relacionados