Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Helena Resano habla de cómo vivió su hija el covid en casa

Helena Resano habla de cómo vivió su hija el covid en casa: "Lo pasó bastante mal, fueron tres días complicados, pero salió todo bien y visto lo visto hay que dar gracias de que todo quedara en un susto. Muchas veces tenemos mucha información, en mi caso ese era el problema, sabía lo que podía pasar, hacia donde podíamos ir y en esos días de incertidumbre tienes miedo". Ahora lo recuerda de una forma muy diferente: "Le ayudó mucho a ella que estudiaban primero de biomedicina y está estudiando ahora, a reafirmarse un poco en su vocación, está muy contenta, estudia cosas y recuerda, te explica y te dice esto pasa por esto y por esto. Se ha vuelto un poco friki". En cuanto a las vacunas asegura que lo que más deseaba es que se las pusieran a su madre y a su suegra: "He estado muy ansiosa por mi madre y mi suegra, tenía mucha ansiedad por ellas, esa era la puerta que nos abría el volvernos a reencontrar, cuando mi madre y mi suegra recibieron las dos dosis, lo cuento y se me ponen los pelos de punta, fue emocionante. En nuestro caso no las veíamos desde agosto. Han venido a Madrid, las hemos vuelto a tener en casa, hemos podido convivir con ella, darle los abrazos que en agosto no les dimos, ha sido muy complicado y muy emocionante. En mi caso la vacuna cuando llegue, en este caso no estoy ansiosa". Total Helena Resano: - Premios optimistas comprometidos, suena muy bien. - Y más en estos tiempos que nos falta optimismo a todos. La revista lleva mucho tiempo promoviendo esta filosofía, Julia era su directora cada vez que me ha llamado he estado aquí, esta edición es más especial, por todas las circunstancias y porque creo que el optimismo es el motor que nos mueve a todos, el que nos ayudará a salir de esta. - Eres una mujer optimista. - A rachas, como todo el mundo, según circunstancias y momentos. Intento ser optimista, cuando tienes hijos no te puedes permitir ser pesimista, este último año he sido muy animadora doméstica, cuando veía que uno bajaba el ánimo, que uno se deprimía, que veía que no podía sacar el día sacaba los pompones, había que tirar del carro. Ser optimista es una especie de religión que tienes que practicar a diario y recordártela. - Tu hija lo pasó mal con el coronavirus. - Sí, lo pasó bastante mal, fueron tres días complicados, pero salió todo bien y visto lo visto hay que dar gracias de que todo quedara en un susto. Muchas veces tenemos mucha información, en mi caso ese era el problema, sabía lo que podía pasar, hacia donde podíamos ir y en esos días de incertidumbre tienes miedo. - Finalmente, el virus se fue del todo. - Le ayudó mucho a ella que estudiaban primero de biomedicina y está estudiando ahora, a reafirmarse un poco en su vocación, está muy contenta, estudia cosas y recuerda, te explica y te dice esto pasa por esto y por esto. Se ha vuelto un poco friki. - A la espera de la vacuna. - Si, un poco sí. He estado muy ansiosa por mi madre y mi suegra, tenía mucha ansiedad por ellas, esa era la puerta que nos abría el volvernos a reencontrar, cuando mi madre y mi suegra recibieron las dos dosis, lo cuento y se me ponen los pelos de punta, fue emocionante. En nuestro caso no las veíamos desde agosto. Han venido a Madrid, las hemos vuelto a tener en casa, hemos podido convivir con ella, darle los abrazos que en agosto no les dimos, ha sido muy complicado y muy emocionante. En mi caso la vacuna cuando llegue, en este caso no estoy ansiosa.

Ficha técnica


Fecha 25/05/2021
Parte 1
Duración 00:02:46
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados