Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Alicia Senovilla deja claro que está soltera y que no tiene ningún hombre en su vida

Alicia Senovilla deja claro que está soltera y que no tiene ningún hombre en su vida: "No, aquello pasó a la historia, la pandemia se ha llevado todos los bichos, bichos, bichos no tengo novios ni nada, ni perrito que me ladre". En cuanto al complicado tema de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, Alicia cree que cualquier cosa que se diga en estos momentos tiene que ser políticamente correcto: "Yo estoy flipando en colores lo que pasa es que vivimos en un momento que dependiendo de para qué cosas puedes o no puedes decir lo que piensas o lo que te gustaría decir porque puede ser políticamente incorrecto (...). Como madre hay algunas cosas que yo no hubiera hecho nunca, exponer a mis hijos, todos nos peleamos con nuestros hijos, una madre lo perdona todo y no tiene que dar demasiadas explicaciones a nadie, se tienen que quedar dentro de tu casa. Es un tema delicado, soy de la opinión que en todas las historias hay muchas versiones y dependiendo de quién la cuente, cada uno cuenta la versión que más le favorece. Ahí lo dejo". Sobre su vida laboral, Alicia se muestra muy sincera y cree que no se le ha aprovechado lo suficiente: "Sabes lo ingrato de este mundo, que la final nadie te dice ni si quiera no. Un buen día tu contrato termina y no te vuelven a llamar, tú piensas que vas a continuar y te enteras por la prensa de que la siguiente temporada del programa que tú presentabas lo va a presentar otra persona, mi vida laboral en las televisiones nacionales ha funcionado de esa manera. A mí nunca me han llamado para decirme no vamos a contar más contigo, yo me enteraba por vosotros". Tanto es así que reconoce que en pandemia lo pasó mal económicamente y tuvo que pedir ayuda a sus padres: "Cuando no se puede, no se puede y cuando no se lleguen, no se llega. Soy una persona como todas, hace sus cuentas para poder llegar a final de mes. No todos los que trabajan en medios de comunicación son ricos y viven en súper chalets de lujo, soy una persona normal y corriente, llevo a mis hijos al colegio y me busco la vida como tantas personas". Total Alicia Senovilla: - Hay que regalar cosas prácticas. - En la pandemia hemos aprendido que hay que cuidarnos, estábamos todos tristes, con esa piel cetrina, necesitábamos luz, querernos, cuidarnos, ha sido un aprendizaje, nos hemos encontrado a nosotros mismos. Yo solo regalo salud y belleza. - ¿Cómo te cuidas - Con Silvia Moreno e intentado estar todos los días activa, haciendo cosas nuevas, no quedarme en el camino, aprender, sobre todo de mis hijos que vienen por detrás y es una cuestión de orgullo personal como madre. El mundo consiste en reinventarse, el mundo de la televisión va y viene. Yo trabajo en una escuela de marketing de Madrid, preparo eventos, doy clase de comunicación - Tú en la pandemia lo tuviste que pasar fatal. - Silvia llegó a ese momento a mi vida que me dio tarea, yo le decía ponme deberes. Hablaba con ella, nos inventábamos cosas, pensábamos en publicaciones, queríamos ayudar a todo el mundo, era un aliciente más. La televisión cerró puertas, los eventos se terminaron, es un suplemento para la gente de comunicación es que no se podía hacer nada. - Qué alegría vernos hoy aquí. - Bueno, yo estoy feliz, sobre todo sin mascarilla, ya vemos la luz al final del túnel, parece ser que ya nos van a vacunar, este verano nos vamos a poder ir de vacaciones con precaución, no nos volvamos locos. Necesitamos las relaciones humanas, es lo que más hemos echado de menos, yo cuando veía las noticias me daba cierta envidia sana la gente de la ciudad cuando salía a los balcones a aplaudir, veía a los vecinos. Veías un poco esa vida en la ciudad. Yo vivo en el campo aislada, con mis dos hijos adolescentes, ellos vivían su pandemia confinados dentro de su confinamiento. Cada uno con sus redes sociales, sus móviles y sus ordenadores y en su mundo. Yo me subía por las paredes, sin trabajo, sin saber qué va a pasar, cuándo se va a reestablecer las cosas, tuve que pedir ayuda a mis padres, no me cuesta decirlo. - ¿Pediste ayuda a tus padres? - Claro, cuando no se puede, no se puede y cuando no se lleguen, no se llega. Soy una persona como todas, hace sus cuentas para poder llegar a final de mes. No todos los que trabajan en medios de comunicación son ricos y viven en súper chalets de lujo, soy una persona normal y corriente, llevo a mis hijos al colegio y me busco la vida como tantas personas. - Se tiene la imagen de quien sale en la tele, presentadora - Pues no. Yo nunca he tenido un contrato de cadena, yo nunca he sido imagen de cadena, yo nunca nada, he tenido contrato por obra, cuando se acababa, se acababa, a partir de ahí otra aventura más. - ¿Por qué no tuviste ese contrato de cadena? - Sabes lo ingrato de este mundo, que la final nadie te dice ni si quiera no. Un buen día tu contrato termina y no te vuelven a llamar, tú piensas que vas a continuar y te enteras por la prensa de que la siguiente temporada del programa que tú presentabas lo va a presentar otra persona, mi vida laboral en las televisiones nacionales ha funcionado de esa manera. A mí nunca me han llamado para decirme no vamos a contar más contigo, yo me enteraba por vosotros. Un productor en una ocasión Enric Lloveras me dijo, sabes cuál es tu problema Senovilla, que eres demasiado joven contra las que estás compitiendo. Estuve en el momento que estaba Ana Rosa Quintana, María Teresa Campos y eran dos buques insignia y lo siguen siendo. Yo me dedico a la comunicación porque me gusta la gente, soy contadora de historias, me divierte y sobre todo me gusta provocar que la gente se entretenga, se divierta, me sonría y sea feliz. Huyo de esa otra parafernalia de alrededor, de fiestas, de quedar bien, de llamadas a despachos, no lo he practicado nunca. Me considero una persona con los pies en el suelo, de andar por casa, nunca he querido tener un despacho, me lo ofrecían cuando era presentadora y yo no quería, yo siempre lo he dicho, soy una persona normal, que me gusta lo que me gusta y he tenido la suerte de trabajar en lo que me gusta, pero ya está. - No se ha hecho justicia contigo. - Yo también lo creo, no es por nada. - Se necesitaba ese aire fresco, te reías un montón contigo. - Creo que estoy poco aprovechada, fíjate para qué te voy a engañar. - Tu viviste todo el tema de Rocío y Antonio David, viviste el momento en el que Antonio David tenía mucha presencia en los medios. - Yo estoy flipando en colores lo que pasa es que vivimos en un momento que dependiendo de para qué cosas puedes o no puedes decir lo que piensas o lo que te gustaría decir porque puede ser políticamente incorrecto. Es verdad que yo viví aquella época, yo estaba en Antena 3 compartía mesa con Carlos Ferrando, con Jimmy Giménez Arnau, nunca me he podido reír más con estos dos personajes, me hicieron el mundo del corazón que a mí me daba tanto miedo. Yo nunca tuve la suerte de coincidir con Antonio David Flores ni con Rocío, al final yo era mera espectadora de lo que ellos me contaban, ahora soy espectadora de lo que está ocurriendo. Como madre hay algunas cosas que yo no hubiera hecho nunca, exponer a mis hijos, todos nos peleamos con nuestros hijos, una madre lo perdona todo y no tiene que dar demasiadas explicaciones a nadie, se tienen que quedar dentro de tu casa. Es un tema delicado, soy de la opinión que en todas las historias hay muchas versiones y dependiendo de quién la cuente, cada uno cuenta la versión que más le favorece. Ahí lo dejo. - Has dicho que el confinamiento lo pasaste con tus hijos, estas soltera ya. - Sí, yo hace nueve años que estoy sola. - Novios. - No tengo novios ni nada, ni perrito que me ladre. - No seguimos con el médico. - No, aquello pasó a la historia, la pandemia se ha llevado todos los bichos, bichos, bichos

Ficha técnica


Fecha 13/05/2021
Parte 1
Duración 00:09:06
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados