Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Alberto Chicote, muy emocionado por la publicación de su nuevo libro

Chicote presenta su segundo libro Cocina de resistencia. Una recopilación de recetas a las que Alberto les añade anécdotas y reflexiones personales: "Escribir las recetas no es complejo, procuro hacerlas de forma sencilla y explicarlas pasito a pasito sin que se pierda. Lo de contar las historias y personas que a mí me vienen, más que difícil fue muy emocionante. Me gusta contar esto que igual hace mucho que no cuento o solo gente que muy cercana a mi conoce, me sentí muy bien". El cocinero madrileño, que ha perdido más de 40 kilos, nos cuenta que sintió cuando le diagnosticaron diabetes: "Es una cosa con la que tienes que aprender a convivir con ella y a cuidarte lo más posible. Lo llevo todo lo bien que se puede llevar una enfermedad crónica, no hace ninguna gracia". Total Alberto Chicote: - ¿Cómo ha sido esto de publicar un libro? - Pues muy emocionante porque desde el primer día, a primeros de septiembre, cuando nos lo planteamos, hasta ahora, parecía que hoy no iba a llegar nunca. Es una fecha para mí señalada porque es el cumpleaños de mi hermano. Me parecía una fecha lejana y de repente hoy ya ha llegado el día, el libro está en la librería, para mí es muy emocionante porque soy un gran amante de los libros. Estoy que no quepo en mí mismo. - ¿Ha sido difícil hacer la elección? - Pues en realidad yo tenía publicadas en este momento unas 150, 170 y decidimos que 100 era un número suficiente. Escribir las recetas no es complejo, procuro hacerlas de forma sencilla y explicarlas pasito a pasito sin que se pierda. Lo de contar las historias y personas que a mí me vienen, más que difícil fue muy emocionante. Me gusta contar esto que igual hace mucho que no cuento o solo gente que muy cercana a mí conoce, me sentí muy bien. - El psicólogo te recomendó imagen y sonido ¿no? - Sí, creo que a mi orientaban imagen y sonido desde el punto de vista técnico, como operador de cámara o técnico de sonido porque en aquel momento estaba muy en boga. Yo le dije lo de la cocina y me dijo que podía estudiar cocina en la única escuela que había entonces en Madrid, pero que después había una escuela de alta cocina en losan, nuca llegué a ir allí, pero sí que es verdad, pero aquel tic de que hay cocina y alta cocina, no sabía de qué me hablaba. Me dijo no es lo mismo ser cocinero en un restaurante aquí en el barrio, en Carabanchel donde vivía que ser el chef en un hotel de cinco estrellas. A mí me sonaba a chino eso, pero me sonaba muy atractivo y mira lo probé y hasta hoy. - ¿Por qué piensas en cocinar a los 16 años? - No sé porque, creo que algún día me voy a hacer hipnotizar o sicoanalizar porque no visitaba restaurantes, no había nadie del oficio dentro de la familia, no se veía un cocinero en tv, entonces no sé, por qué le pregunté lo de la cocina. De aquello ha salido todo esto. - En casa cocinas tú ¿qué tal cocina tu mujer? - Bien, lo que pasa es que yo soy más rápido, ella tarda más porque no tiene la habilidad que tengo yo, pero cocina de cine. - No, fue a raíz de aquello. Yo me he tirado muchos años con mucho sobrepeso, estaba en 115 kilos. Un buen día a mí en antena 3 me dijeron que te parece si hacemos un programa de dietas, pero necesitamos que tú estés dispuesto a seguir un cambio, y dije, pues mira, me lo voy a tomar como un curro y seguro que puedo hacerlo. Cuando empiezas a ver los resultados y como funciona, te empiezas a encontrar mucho mejor, dices, se acabó, no vuelvo nunca a lo de antes. Mis hábitos de alimentación y de ejercicios son mejores. Por eso me quité 40 kilos y no los he vuelto a coger. - ¿La diabetes tuvo algo que ver? - Eso fue después, fue una cosa como para volverse loco. Te pasas con muchísimo peso y el médico te dice, Alberto ten cuidado, pero yo siempre salía de maravilla. Me quito 40 kilos y mis hábitos son saludables y mi médico me dice un día, oye Alberto pásate por la consulta y toma, el regalito. Me podía haber tocado en otro momento, pero me vino después. Es una cosa con la que tienes que aprender a convivir con ella y a cuidarte lo más posible. Lo llevo todo lo bien que se puede llevar una enfermedad crónica, no hace ninguna gracia. Varias veces al día pienso en diabetes. Cocino y como muchas veces al día y tengo que estar pendiente de esto sí, esto no. Lo tengo más fácil de otros diabéticos porque tengo el recurso de cocinar de muchas maneras y no tener que comer lo mismo. Los tres últimos años colaboré con la liga de la diabetes para intentar enseñar a todo el mundo que un diabético puede comer muy bien y divertido y publicamos un libro gratuito. Me siento muy orgulloso porque muchos diabéticos me dan las gracias. - El hijo de inmaculada está aprendiendo a cocinar ¿está siguiendo tus pasos? - Él ya tiene bastantes años y de repente a elegido que es un buen camino para su vida profesional. Le dije formación, formación y formación. - ¿Te has enterado que belén esteban ha sacado una línea de gazpacho y salmorejo? - No, lo siento, no he estado al tanto, se me ha pasado. No compro gazpacho, me lo hago en mi casa. Hay una parte de los lineales del supermercado que no visito. Lo que compro no tiene etiqueta, salvo la leche y alguna conserva. Compro fresco. - ¿Volverás al tema del restaurante? - Claro, es lo que me ha gustado toda mi vida, yo soy cocinero por elección no por obligación. Ya no seguimos al frente ni mi mujer ni yo desde el 30 de noviembre, pero hacemos más cosas. El momento en el que vivimos es un tanto incierto, así que hay que pensar mucho, proyectar mucho y ver cómo le podemos dar forma en el momento que sea adecuado.

Ficha técnica


Fecha 28/04/2021
Parte 1
Duración 00:09:16
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados