Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Manuel Díaz explica que no ha habido acercamiento con su padre, Manuel Benítez

Manuel Díaz sobre si ha existido un acercamiento con su padre, Manuel Benítez, explica de lo más sincero: "No ha habido acercamiento. Creo que la cosa se enfrió, yo tengo todo superado, le deseo lo mejor y que realice sus sueños en esta vida que yo estoy realizando los míos". Como amigo de Francisco Rivera y Cayetano, Manuel habla de los trajes de Paquirri que no tienen en su poder: "Yo a Francisco le tengo mucho cariño, es más que un compañero, es un amigo. Cayetano igual, le tengo un cariño especial porque cuando ellos ni si quiera habían empezado a ser toreros, su padre ya estaba conmigo en los tentaderos ayudándome, fue de las primeras personas que me arropó y me acogió como Manuel Benítez, él lo sabía y así me lo trasmitía. Yo tengo una virgencita y un cristito de El Cordobés, se lo dejó en una pensión una vez que toreaba y mira, eso llegó a mis manos, es lo único que tengo de él. Me lo dio la señora y lo tengo en mi mesita de noche, cuando toreo me lo pongo. Para mí es tan especial que yo puedo entender lo que es tener algo del ser humano que tú más puedas admirar o apreciar en este mundo. No te puedo decir más". Cercano a la relación de Enrique Ponce y Paloma Cuevas con los que tenía una muy buena relación, explica: "Ponce tiene mucha capacidad, es un ser humano con mucha bondad, un hombre con los pies en el suelo, creo que lo va a hacer bien. Realmente no debe ser agradable, yo lo pasé y no lo es, pero si impera el respeto y el cariño, que eso nunca se pierde, todo se puede conseguir". Tras haber conseguido estar 17 años al lado de su mujer, Virgina Troconis, Manuel también habla de la separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez: "Yo conozco más a Bertín, Fabiola es compatriota de Virginia y me ha dado mucha cosa, yo los veía muy enamorados, muy luchadores. Bertín le ha tocado mucha lucha y ha estado ahí que el respeto exista y el amor no se acabe. La vida a veces no siempre tiene cosas bonitas". Con el futuro profesional de sus hijos más pequeños aún en el aire, Manuel confiesa: "Yo les digo vuestro mayor tesoro será vuestra carrera, yo no tengo carrera y me gustaría haber tenido una carrera, saber, tener oportunidad de poder hablar y que la gente diga, este hombre sabe de lo que habla esa es la mayor inversión en un hijo y ellos poco a poco lo van entendiendo. Estudiar no le gusta a nadie". En cuanto a su vuelta a los ruedos que ya tiene fecha, Manuel asegura que le gustaría coincidir con su hermano julio toreando: "Para mí es muy importante cerrar el círculo, que luego lo puedo abrir y puedo torear con mi hermano Julio, que me haría mucha ilusión, volver a torear con compañeros que a lo mejor me llaman me han llamado todos, han estado muy mimado y muy querido, es imposible negarse a compartir carteles ahora con ellos, a estar con vosotros y sobre todo en el público". 'El Cordobes' habla sin pelos en la lengua del estado sentimental de su hija Alba: "Alba es una niña que no me extraña que se enamore, como toda la gente joven. Estar enamorado es la mejor sensación que se puede sentir. Lo importante es que sea feliz, que esté a gusto, que sea pura y que sea transparente, una niña buena. Que me dé nietos muy tarde, no me veo de abuelo". Entrevista Manuel Díaz El Cordobés: - Qué te voy a contar, feliz no, lo siguiente en mi lucha de superación de buscar objetivos en la vida, de llenarme de cosas y me surgió un contratiempo ahí que fue una lesión de cadera de la cual llevaba muchos años arrastrando dolores, molestias y tal y llegó un momento que hubo que intervenirla, se operó. El doctor me dijo vas a poder torear, si hay alguien en el mundo que puede torear con esto eres tú y aquí estoy, anunciado en un cartel, el 3 de abril con Enrique Ponce y Emilio de Justo. - Cómo se elige este momento que no es el mejor para los toros. - Por eso mismo, porque no hay que esperar los momentos buenos, los momentos los tienes que hacer buenos tú, en todo. A mí me gusta hacer un momento bueno en cualquier segundo de la vida, no hay que esperar que será San Valentín para comprar un ramo de flores ni que sea un aniversario, no hay que esperar a que vengan las vacas gordas para anunciarte en una corrida de toros. Tengo que apoyar a mi gente del toro, a los profesionales, ahora es cuando ellos van a tener el estandarte que hacía falta que llegara, no es por echarme flores, pero a nivel de revulsivo puede ser muy importante mi apreciación por los toros. - Tus hijos son mayores y les vuelves a meter el miedo en el cuerpo. - Mis niños saben que su padre es torero, llegaban del colegio y me decían papá no entrenes hoy con los toros en el campo hasta que no lleguemos nosotros. Cuando llegaban de la ruta yo estaba allí con el traje de luces puesto. Lo ven normal. Ellos lo han vivido de pequeños y lo ven normal, se normaliza un poco la cosa, se corren riesgos, es una profesión de riesgo, muy difícil, muy dura, pero a fin de cuentas a nosotros nos ha dado toda la estabilidad tanto emocional como de familia que somos y yo me veo en la obligación de devolverle al toro lo que yo he recibido de él, creo que ahora es el momento. - Estas heridas que tienes dices que las tienes porque ayer estuviste con tu hijo haciendo el cabra. - Soy aficionado a la bici de montaña y he salido estos días a entrenar, a mí el impacto me molesta más en el entrenamiento fuerte, la bici me viene muy bien para hacer tiradas largas, en vez de estar tres horas entrenando lo hago en bici. Mi hijo ayer me dice que me va a enseñar una ruta nueva, me tiró por una cuesta, yo me tiré detrás de él y caí de cabeza. Imagínate con todo este tinglado aquí montado hoy cuando me levanto y digo, mis dientes los tengo, la nariz me dolía lo más grande, la barbilla pero tengo todo. Le dije hazme una foto, como llegue a casa y le diga que me he reventado la cara mi mujer me va a matar y así fue. Fue una anécdota, dos arañados y poco más. - Esto será la primera corrida de varias, no es una despedida, aunque en parte lo parecía. - Yo voy a estar ahí ese día a tope y de ahí van a depender muchas cosas, lo que es cierto es que voy a cerrar un ciclo o abrir otro, de repente se abre otro. Lo que es cierto es que una lesión no va a doblegar mi profesión ni lo que yo he vivido y he sentido en esto del toro. Para mí es muy importante cerrar el círculo, que luego lo puedo abrir y puedo torear con mi hermano Julio, que me haría mucha ilusión, volver a torear con compañeros que a lo mejor me llaman me han llamado todos, han estado muy mimado y muy querido, es imposible negarse a compartir carteles ahora con ellos, a estar con vosotros y sobre todo en el público. Yo quiero volver a sentir manolillo dame un abrazo, hazte una foto con mi niño, que me toquen quiero volver a sentirlo. A lo mejor ahora mismo no se puede hacer porque vamos a intentar respetar las medidas de seguridad con un aforo limitado y si la Junta de Andalucía no saca ningún contratiempo, deberemos de hacerlo así. En la plaza de toros no se ha infectado nadie, son espacios abiertos y nos vamos a adaptar a todas las normas de seguridad que nos pidan. Que me vean mis niños y que disfruten de mí. - ¿Cómo está tu hermano Julio? - Estuvimos juntos el otro día, nos hemos visto lo que hemos podido en esta pandemia, él está en Córdoba y yo en Sevilla, conversaciones telefónicas, hemos comido juntos, él está muy ilusionado de mi vuelta, con mucha esperanza de que me vaya bien. - Él tiene un restaurante, tú lo ves como una salida. - Tengo algunos negocios de hostelería pero los tengo arrendados, no me veo dedicándome a eso, primero porque respeto mucho los fogones, ya viste cómo me dieron en Masterchef, aprendí que no sabía cocinar, que era bueno siguiendo recetas leídas. Yo respeto mucho el tema de la hostelería, esos profesionales que nos deleitan, no es fácil. Yo ahora estoy volcado en mi empresa de comercialización de energía, tengo placas y esas cosas, en eso llevo un tiempo metido, también por el tema de dejar un planeta más limpio, más eficiente. Me va muy bien en esa empresa gracias a Dios. - Tu hijo es rapero, eso he visto. - Bueno, las canciones que escucha Manu solo las entiende él. - ¿Se quiere dedicar a eso? - No, para nada. A él le gustan esas canciones que yo digo, hijo es como si me pongo yo una canción de los Chunguitos, con eso me crie yo. Yo le digo rapero porque me va con chándal y tal - ¿Ellos son buenos estudiantes? - Muy buenos. Estudiar debe ser tan fastidioso y debe de costar tanto porque es una obligación, cuando empiezas a tener obligaciones tan jóvenes tienes que buscar unos resultados. A veces los frustro un poco, los estresan, hay tanto nivel académico hoy en día yo les digo vuestro mayor tesoro será vuestra carrera, yo no tengo carrera y me gustaría haber tenido una carrera, saber, tener oportunidad de poder hablar y que la gente diga, este hombre sabe de lo que habla esa es la mayor inversión en un hijo y ellos poco a poco lo van entendiendo. Estudiar no le gusta a nadie. - La mayor sabemos a qué se quiere dedicar, pero y los pequeños. - Pues Manu es bueno en dibujo técnico, el tema de ingeniería y tal, va por esa rama. Triana todavía no está muy definida, ella es más chica, pero es muy aplicada. Alba y Manu son un poco más desordenados, yo soy muy ordenado en mis cosas y Triana es como yo, muy ordenada. Manu es un desastre, Alba a veces también pero ya va aprendiendo. Los niños imitan y te das cuenta de quién es como tú. Triana es muy buena en decoración, cada poco tiempo cambia su cuarto. Un día me dijo papi como no te voy a pedir nada para mi cumple quiero que me lleves a Ikea y quiero elegir unas cosas para mi cuarto. Yo en el Ikea sé entrar, pero no sé salir. Llené un carrito de cosas para ella y lo decoró en su cuarto que me quedé loco. - Tu hiciste el 17 aniversario de boda con Virginia, cómo está ella, cómo es estar a tu lado. - Virginia bien, siempre ha sido una persona muy importante en mi vida. - ¿Qué es lo importante para estar 17 años juntos? - Yo cuando escucho, esta es mi media naranja yo he visto unas imágenes que me han llenado, me han movido por dentro, un señor y una señora mayor que se lo llevaron con coronavirus a los dos y los dos fallecieron, los juntaron para que se despidieran y esa es la verdadera vida. Eso no se consigue en decir esta es mi media naranja eso se consigue en el trascurso del tiempo, es un ejercicio diario, de intención y de atención mutua y de comprensión. Que sea una persona complemento y tú su complemento y creo que eso Virginia y yo lo conseguimos cada día, nuestros hijos nos aportan ese caparazón que hacen que la conjunción sea perfecta y no es fácil. - Ponce ha pasado una separación, tú también la pasaste, ahora está como un niño de 15 años enamorado. - Yo conozco mucho a Enrique, cuando estaba casado con Vicky con Paloma teníamos muy buena relación, son muy buenas amigas, yo sigo manteniendo relación con Enrique y bueno, son cosas de la vida, creo que tiene que imperar el respeto, el amor por tus hijos que es lo que uno ha elegido que vengan a este mundo, por lo que uno tiene que estar preocupado. Ponce tiene mucha capacidad, es un ser humano con mucha bondad, un hombre con los pies en el suelo, creo que lo va a hacer bien. Realmente no debe ser agradable, yo lo pasé y no lo es, pero si impera el respeto y el cariño, que eso nunca se pierde, todo se puede conseguir. - A ti te trató el doctor Villamor y en teoría a Paloma Cuevas también le está tratando. - Eso no te lo puedo decir porque no lo sé. Yo sé que el doctor Villamor es un gran doctor, que a mí me ha operado y que me ha ayudado mucho con mis lesiones. De eso me estoy enterando ahora, no te puedo decir nada porque no lo sé. - Otra de las parejas muy sólidas, Bertín y Fabiola. - La vida como es. Yo conozco más a Bertín, Fabiola es compatriota de Virginia y me ha dado mucha cosa, yo los veía muy enamorados, muy luchadores. Bertín le ha tocado mucha lucha y ha estado ahí que el respeto exista y el amor no se acabe. La vida a veces no siempre tiene cosas bonitas. - Tu estuviste en Pozo Blanco el día que murió Paquirri, tú también has echado en falta un padre, que no tengan pertenencias de Paquirri. - Yo te puedo hablar de mmi caso, yo a Francisco le tengo mucho cariño, es más que un compañero, es un amigo. Cayetano igual, le tengo un cariño especial porque cuando ellos ni si quiera habían empezado a ser toreros, su padre ya estaba conmigo en los tentaderos ayudándome, fue de las primeras personas que me arropó y me acogió como Manuel Benítez, él lo sabía y así me lo trasmitía. Yo tengo una virgencita y un cristito de El Cordobés, se lo dejó en una pensión una vez que toreaba y mira, eso llegó a mis manos, es lo único que tengo de él. Me lo dio la señora y lo tengo en mi mesita de noche, cuando toreo me lo pongo. Para mí es tan especial que yo puedo entender lo que es tener algo del ser humano que tú más puedas admirar o apreciar en este mundo. No te puedo decir más. - ¿Alba está enamorada? - Alba está feliz que es lo que a mí me importa y yo lo que la veo es muy centrada en sus estudios, en sus entrenamientos Alba es una niña que no me extraña que se enamore, como toda la gente joven. Estar enamorado es la mejor sensación que se puede sentir. Lo importante es que sea feliz, que esté a gusto, que sea pura y que sea transparente, una niña buena. Que me dé nietos muy tarde, no me veo de abuelo. - ¿Cómo están las cosas con tu padre? - No ha habido acercamiento. Creo que la cosa se enfrió, yo tengo todo superado, le deseo lo mejor y que realice sus sueños en esta vida que yo estoy realizando los míos. Este tema es en exclusiva

Ficha técnica


Fecha 01/03/2021
Parte 1
Duración 00:16:08
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados