Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Toñi Moreno señala que ahora es el momento de cuidarse mentalmente más que físicamente

Toñi Moreno señala que ahora es el momento de cuidarse mentalmente más que físicamente: “Yo creo que es el momento de estar bien de aquí y ser fuerte de aquí, de ayudarnos, y si hemos cogido dos kilos en el confinamiento pues ya los perderemos. No agobiarnos por cosas que no tienen importancia, hay gente que lo está pasando muy mal y gente que ha perdido a seres queridos. Eso es lo realmente importante”. En cuanto a cómo está llevando la maternidad, la presentadora habla de cómo se abrió en canal en su libro ‘Ser madre después de los cuarenta. La verdad del cuento’: “Yo he decidido no leer el libro ahora que está publicado porque es que, si lo leo, me voy a poner en la puerta de la editorial y la imprenta para impedir que salga porque me he vaciado tanto que creo que me he pasado. Yo decidí hacerlo porque me escribía mucha gente por Internet, muchas mujeres, pidiéndome consejo y dije pues si puedo ayudar en algo no me importa. Siempre he sido muy celosa, pero si puedo ayudar en algo es mi caso. No pretendo hacer cátedra ni decir que eso es lo única, cada una lo vive como lo vive”. Toñi explica cómo se encuentra su hija Lola: “muy bien. Ella come, es más buena. Come, duerme, crece, quiere andar, pero no puede y se enfada, y con salud que es lo más importante. Yo muchas veces pienso que esta pandemia nos está enseñando a todos de lo pequeños que somos. Yo he tenido a mi niña cuando pensaba que la situación era mejor y mi vida estaba más equilibrada, que mi vida a nivel laboral estaba mejor y de repente viene una pandemia que dice se acabó. Yo le tengo que decir a mi niña que nació en el año de la pandemia porque esto nos va a cambiar la vida”. Sobre la polémica entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, la andaluza se lamenta: “Yo como espectadora, como ciudadana, me da mucha pena que una madre y un hijo estén así. Me da muchísima pena, pero espero que lo resuelvan”. Total Toñi Moreno: - Cuéntanos que pueblo te ha tocado abanderar. - Pues tengo la suerte, porque se defiende solo, que me ha tocado Jimena de la Frontera que es un pueblo precioso de la provincia de Cádiz. Está en mitad de un parque natural precioso y es como si fuera una estampa, entonces es muy fácil venderlo. Luego es un pueblo que cómo está rodeado de alcornoques, hay un momento del descorche en el que tienen que ir los burros y llegas allí y parece que el tiempo se ha parado. Las casas están abiertas, son 7.000 habitantes amables, cocina… Tú vas por las calles y vas oliendo con lo que me gusta comer, entonces me va a resultar muy fácil defender a Jimena de la Frontera que se defiende solo. - La verdad es que todos los pueblos son muy bonitos. - Todos, sí. - Merece la pena ir a verlos. Yo todavía no conozco los cuatro en persona, no sé si tú los conoces. - Yo no, tengo que hacerles caso a mis compañeros. Astorga si lo conozco, pero el resto no. No sabría decirte porque he viajado mucho, pero te digo que yo sí que voy a hacer lo posible porque mis compañeros vengan a visitar Jimena de la Frontera ahora que es el momento porque ahora es el momento de las rutas y la cocina de allí está hecha con lo que da la tierra. Ahora hay unos guisos de setas que te mueres. Si te gustan las setas es el momento de ir, hacer una ruta de senderismo, comerte un dulce que hacen ellos porque el que lo inventó tuvo que estar preso… Es una cosa riquísima con naranja, con especias y viene de la parte andalusí que tiene el pueblo. Claro, tiene una historia maravillosa y entonces tu vas y los vecinos te dan un trozo de piñonate para que en el camino tengas fuerza. Yo creo que tenemos que vender lo nuestro, la verdad es que sí. Y tenemos que defender lo nuestro. - ¿Qué tal está tu pequeña? - Muy bien. Ella come, es más buena. Come, duerme, crece, quiere andar, pero no puede y se enfada, y con salud que es lo más importante. Yo muchas veces pienso que esta pandemia nos está enseñando a todos de lo pequeños que somos. Yo he tenido a mi niña cuando pensaba que la situación era mejor y mi vida estaba más equilibrada, que mi vida a nivel laboral estaba mejor y de repente viene una pandemia que dice se acabó. Yo le tengo que decir a mi niña que nació en el año de la pandemia porque esto nos va a cambiar la vida. Yo por una de las cosas que estoy encantada con ser parte de esta acción de Ferrero es por el espíritu de la Navidad. ¡No nos van a quitar la Navidad! El espíritu está en cada uno de nosotros y en mi casa va a entrar la Navidad. A lo mejor no entra como el año pasado que estábamos todos los primos y tal, pero estaremos los que estemos. Estemos seis, estemos cinco o estaré sola con mi niña, lo que me deje el virus, pero el espíritu de la Navidad si va a estar. - Dijiste que en confinamiento tuviste un poco de ansiedad. - Bueno, cómo todos. La realidad es que he cogido unos kilillos de más entre otras cosas por el postparto porque durante el confinamiento nos hemos hecho todos cocineros profesionales. Yo me he dedicado a hacer una serie de patas de cordero, pero ahora me estoy cuidando y estoy haciendo deporte por un tema también de salud. Estoy comiendo sano más que estar a régimen y no es el momento. Creo que tenemos que perdonarnos todos un poco más en el momento que estamos viviendo. Yo creo que es el momento de estar bien de aquí y ser fuerte de aquí, de ayudarnos, y si hemos cogido dos kilos en el confinamiento pues ya los perderemos. No agobiarnos por cosas que no tienen importancia y hay gente que lo está pasando muy mal y gente que ha perdido a seres queridos. Eso es lo realmente importante, ¿no? Entonces, a mí el confinamiento me resultó igual de duro que a mucha gente, pero yo afortunadamente no he perdido a nadie ni he tenido un caso muy cercano. - En tu libro hablas de tu experiencia como madre después de los cuarenta. - Bueno, de mi experiencia como madre no porque lo terminé en el confinamiento y la niña era chiquitita. El libro se llama ‘Ser madre después de los cuarenta. La verdad del cuento’, amiga. - Hay cosas que no sabías, ¿no? - Me ha pasado una cosa… El libro lo escribí durante el confinamiento. Estaba sola en el piso. Bueno, sola, tenía una chica que se quedó a vivir conmigo durante el confinamiento y su hijo de siete años, y Lola. Estábamos los cuatro en el piso de ochenta metros y yo me metía a escribir y a mí me sirvió también un poco como terapia. Todo el que ha sido madre lo sabe y yo he decidido no leer el libro ahora que está publicado porque es que, si lo leo, me voy a poner en la puerta de la editorial y la imprenta para impedir que salga porque me he vaciado tanto que creo que me he pasado. Yo decidí hacerlo porque me escribía mucha gente por Internet, muchas mujeres, pidiéndome consejo y dije pues si puedo ayudar en algo no me importa. Siempre he sido muy celosa, pero si puedo ayudar en algo es mi caso. No pretendo hacer cátedra ni decir que eso es lo única, cada una lo vive como lo vive. - Una es madre lo mejor que puede, lo mejor que cree, pero mira ahora lo que está pasando con Isabel Pantoja y Kiko. - Yo de eso no os puedo hablar porque no conozco ni a Isabel Pantoja ni a Kiko. Me da pena. Yo trabajo para Lecturas, así que enhorabuena a mis compañeros y a Mila por el entrevistón que ha hecho. Yo como espectadora, como ciudadana, me da mucha pena que una madre y un hijo estén así. Me da muchísima pena, pero espero que lo resuelvan. - Cuando se hacen las cosas públicas a lo mejor cuesta más resolverlas. - O no. - Habrá que verlo. Bueno, pues muchísimas gracias. - Muchísimas gracias, chicas.

Ficha técnica


Fecha 04/11/2020
Parte 1
Duración 00:07:01
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid

Relacionados