Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Concha Velasco y Manuel Velasco presentan 'La habitación de María'

Manuel Velasco habla sobre la desafortunada pregunta de ¿cuándo se retira su madre?: “Que llegue cuando ella quiere que llegue. Las personas mayores y desgraciadamente este año lo hemos visto, cuando peor se sienten es cuando más solitas están en su casa, el ser humano tiene que ser útil siempre, desde los 0 hasta los 100 años, el sentirse útil con uno mismo es lo que hace a la gente las ganas de vivir”. Manuel cree que su madre es feliz sobre el escenario y es lo que realmente le da vida: “El reino de mi madre es el escenario, las tablas, el cariño del público, es la artista más querida de España, ella renace con el cariño del público. Mientras ella esté tan maravillosa como está, con la cabeza tan bien puesta y con un equipo que la arropa, qué necesidad”. Sobre cómo ha vivido ella estos meses de confinamiento, Concha Velasco confiesa: “Yo la verdad es que lo pasé mal porque a mí lo de estar encerrada no me gustaba, me caí y me partí un brazo. Me partí un brazo y eso es lo que más me duele en este momento, tengo que escribir a máquina, tengo muchas cosas que hacer con el brazo y es lo más doloroso. Que pase pronto este 2020 y que me haga abuela Manuel”. Sobre si iba a ir el resto de la familia al estreno de la obra, concha fue muy sincera y reivindicativa: “Mañana viene toda la familia pagando las entradas, al teatro hay que ir pagando, cuesta mucho. Hay entradas más baratas, para grupos… pero esa manía que tiene la gente de dame dos entradas… yo digo me da usted dos filetes. Ni en mi peluquería, ni en mi pescadería ni en mi carnicería me piden nunca entradas, saben que yo para mi familia que es lo más importante he comprado las entradas”. Sobre los motivos por los que ha dejado ‘Cine de barrio’, Concha explica: “Yo he dejado Cine de Barrio porque el día que tenía que ir a hacer el nuevo programa yo estaba en la cama porque me habían pegado la pandemia. Para un día que bajo a un restaurante, se me acercó el violinista ese y … (su hijo le hace un gesto) bueno me la pegaron”. A pesar de esto, Concha está encantada con su sustituta, Alaska: “Me propusieron varios nombres y yo dije que Alaska era la mejor, es una chica muy preparada, muy maja… pero te diré que no he vuelto a ver cine de barrio, me duele, han sido tantos años… sé que ella lo hace muy bien, hace muy bien todo lo que hace, es amiga mía y la quiero”. Total Concha Velasco y Manuel Velasco: - Una alegría poder presentar la obra de teatro en estos momentos. - M: Una alegría cuando el público venga y le guste. Hemos trabajado mucho en esta función, es la obra en la que más hemos trabajado, os pilló la pandemia y tuvimos mucho tiempo para escribir el texto, para leerlo, aprenderlo, ensayarlo, han sido casi nueve meses preparando esta función. La alegría será cuando el público venga al Reina Victoria, ya han ido a vernos en Donosti, Santander y Almería, cuando vengan y les guste en Madrid será la mayor alegría. - Concha cómo te sientes cuando escuchas a Manuel, como ha escrito esto para ti, es admiración que siempre tiene. - C: Ya has visto, cuando habla Manuel le miro como tonta. Tiene razón, esta obra está hecha para el público y además es una obra hecha con mucho cariño. La anterior que yo hice fue El Funeral, también escrita por Manuel, de la que estamos viviendo todos ahora. Esta es él, Isabel Chacón no soy yo, es él. Cuando Jesús Cimarro dijo que la producía nos llevamos una alegría enorme, se la ofrecimos en un momento en el que la leyó y dijo y ahora qué hago yo. Ahora queremos que en Madrid vengan a vernos y que se pase ese miedo que hay, en el teatro no pasa nada. En el teatro es en sitio en el que se puede estar mejor, La Habitación de María es una obra llena de humor, cultura… se habla mucho de cultura. La cultura no es una cosa súper seria, lo que no se puede hacer es reírse de la gente pero también se puede hacer reír. A mí El Monaguillo me hace mucha gracia, sus monólogos me parecen cultura, todo es cultura siempre que se haga bien. - En vuestro caso los meses más duros de confinamiento, qué es lo que os salvó de estar encerrados en casa. - M: Si te digo la verdad, la ilusión por este proyecto. Los tres o cuatro meses de confinamiento, la ilusión que teníamos por este proyecto. Mientras cambiaba correos con José Carlos, íbamos cambiando cosas, luego por las tardes hablaba con mi madre y se lo contaba. José Carlos ya iba diseñando el decorado y el espectáculo, lo que nos mantenía vivos era la ilusión de llegar a un día como hoy. Mi madre hablaba con Jesús una vez por semana y la ilusión de ver que esto iba a sonar… dicen que la felicidad es tener algo que hacer, alguien a quién amar y algo que esperar. Es lo que teníamos nosotros, la esperanza de que esto se iba a estrenar. - C: Yo la verdad es que lo pasé mal porque a mí lo de estar encerrada no me gustaba, me caí y me partí un brazo. - Tuviste un confinamiento duro. - C: Sí, me partí un brazo y eso es lo que más me duele en este momento, tengo que escribir a máquina, tengo muchas cosas que hacer con el brazo y es lo más doloroso. Que pase pronto este 2020 y que me haga abuela Manuel. - Pero no lo has llevado tan mal, diste positivo, lo habías pasado. - C: Sí, tengo que volver pero no me dejan ahora. Me tienen que sacar líquido de la cadera pero no me dejan ir al hospital. Tengo dos hijos que no me dejan, me protegen y para bien. Yo veo en la tele que hay padres maltratados por los hijos, abandonados por los hijos, no es mi caso, tengo dos hijos maravillosos. - Y un nieto que siempre lo mencionas. - C: Sí, pero al que no puedo ver por esto de la pandemia. Yo le he puesto una habitación, hemos convertido la habitación de Manuel en la habitación de Rosa, una amiga. 80 años me parecía la cosa más maravillosa y me he dado cuenta de que cumplir 80 años en este momento es lo peor que te puede pasar, se lo puedes pegar a todo el mundo… - Pero muy bien. - C. Yo estoy encantada de la vida pero a mí esto no me ha sentado bien. - Pero mañana viene toda la familia a ver el estreno, será una reunión diferente, en un teatro maravilloso. - C: Mañana viene toda la familia pagando las entradas, al teatro hay que ir pagando, cuesta mucho. Hay entradas más baratas, para grupos… pero esa manía que tiene la gente de dame dos entradas… yo digo me da usted dos filetes. Ni en mi peluquería, ni en mi pescadería ni en mi carnicería me piden nunca entradas, saben que yo para mi familia que es lo más importante he comprado las entradas. De qué pagaría el señor Cimarro a todos los empleados si tampoco tiene ninguna ayuda de nadie, perdonarme que os diga eso pero que hay que comprar entradas, no son tan caras. - De vez en cuando se habla de que Concha se retira pero ese día no llega nunca. - M: Que llegue cuando ella quiere que llegue. Las personas mayores y desgraciadamente este año lo hemos visto, cuando peor se sienten es cuando más solitas están en su casa, el ser humano tiene que ser útil siempre, desde los 0 hasta los 100 años, el sentirse útil con uno mismo es lo que hace a la gente las ganas de vivir. El reino de mi madre es el escenario, las tablas, el cariño del público, es la artista más querida de España, ella renace con el cariño del público. Mientras ella esté tan maravillosa como está, con la cabeza tan bien puesta y con un equipo que la arropa, qué necesidad. No sigue haciendo películas Woody Allen… de verdad si Jonh Lenon viviera querría usted dejar de escuchar canciones de él, usted quiere perderse a Concha Velasco en el escenario. - C: Qué bien lo dice. Quiere usted perderse Nuria Espert, Julia Gutiérrez Cava… Manuel lo dice porque el otro día un periodista me dijo ¿Y cuándo se va a retirar usted?... si yo saliera a cantar en minifalda o desnuda al escenario intentando cantar La chica Ye-ye, estoy a ver si se la aprende mi nieto, finge que se la sabe pero no, la que sí se la sabe es la hija de Buenafuente que es mi nieta ‘postiza’. Mientras yo tenga la capacidad de salir al escenario y hacer un texto, por qué lo voy a dejar. - Dejaste Cine de Barrio para tener más tiempo para el teatro. - C: No, yo he dejado Cine de Barrio porque el día que tenía que ir a hacer el nuevo programa yo estaba en la cama porque me habían pegado la pandemia. Para un día que bajo a un restaurante, se me acercó el violinista ese y … (su hijo le hace un gesto) bueno me la pegaron. Como en esta función hay un incendio, no solo se descansa los lunes, yo no puedo venir como el año pasado en avión, tren… lo he hecho porque creo honradamente que debía hacerlo. Me consultaron quién me parecía a mí y me pareció perfecto lo de Alaska. - ¿Lo propusiste tú? - No, me propusieron varios nombres y yo dije que Alaska era la mejor, es una chica muy preparada, muy maja… pero te diré que no he vuelto a ver Cine de barrio, me duele, han sido tantos años… Sé que ella lo hace muy bien, hace muy bien todo lo que hace, es amiga mía y la quiero. Ella y su marido son sabios, me da pena, igual podría haber esperado un año más, pero bueno me voy antes de que me echen. Cuando llamé a Toñi Prieto, que es la jefa, me dijo no me digas eso… - Os deseamos toda la suerte del mundo, que venga la gente al teatro, que la cultura es segura y que os veamos mucho tiempo trabajando juntos. - M: Muchas gracias. - C: Una película tenemos que hacer… o eso que quiero yo… - M: Todo se andará. - C: Ahora me lo quitan de la manos a este niño, tiene tantos proyectos, Planeta le ha pedido… - M: Mamá, mamá… - C: Me lo quitan de las manos que vale mucho.

Ficha técnica


Fecha 21/10/2020
Parte 1
Duración 00:12:43
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid

Relacionados