Para acceder a este vídeo, solicite acceso al departamento comercial.

Foto del vídeo

Blanca Romero asegura no estar dispuesta a enamorarse

Blanca romero analiza cómo ha llevado el confinamiento como anfitriona virtual de ‘Nuevos hábitos, nuevas iniciativas’ de Citroën. La actriz y modelo ha llevado bien el confinamiento sobre todo pudiendo estar al lado de sus hijos lucía y martín: “aunque hubo momentos en los que sentí un poco de claustrofobia. Estoy acostumbrada a vivir en el mar, en la playa, libre sin horarios estrictos, soy bastante anárquica y me costó, pero tenemos una terraza y los tres nos llevamos fenomenal”. Como no podía ser de otra forma, la actriz reconoció que sí que temió por sus padres: “me acostaba por la noche y me entraba miedo por no estar cerca de ellos”. Durante estos meses, blanca ha descubierto ‘tik tok’ como método de entretenimiento: “me aburría y un día vi a lucy con ello. Me hizo gracia y me hice adicta. Me parece una aplicación muy real, con gente de todo tipo, de todas las edades, es graciosísima. Me lo pasé bomba y si alegré un poco a la gente, pues algo bueno que hice”. Siendo lo más sincera posible, la actriz reconoció que esta cuarentena sí que contestó a algún haters aunque normalmente no lo suele hacer: “nunca contesto a los haters por instagram, pero esta cuarentena he respondido a alguno por mensaje privado, y al final han acabado abandonando el odio y la amargura para darme la razón y respetarme”. Respecto a cómo ha llevado estar alejada de sus amigas durante el confinamiento, explicó que “hicimos muchas llamadas online y tuvimos mas tiempo para hablar. Con las que estaban fuera preguntas más, también tuvimos alguna fiesta online súper divertida, bailamos, cantamos. Detrás de una pantalla transmites mucho, y puedes transmitir energía casi casi como en persona. De hecho yo me ponía hasta perfume para llamar on line”. Disfrutando al máximo de la profesión de modelo de su hija lucía, blanca habló sobre la reciente campaña que ha compartido con ella: “trabajar juntas es súper fácil. Tenemos un código muy claro y a la hora de trabajar mantenemos ese idioma nuestro. Desde chiquitina ha estado conmigo en platós y rodajes, donde más se aprende. No somos hermanas, si lo fuéramos nos estaríamos tirando de los pelos. Nos llevamos 21 años y si no fuese mi hija, jamás me pondría a hacerme fotos en bikini con una niña, pero me gusta lo que transmitimos, el abarcar varias generaciones para una misma marca. Cuando me vea muy vieja, lo seguiré haciendo, porque es mi hija”. Sin duda alguna el mundo de la moda y de la interpretación han sido dos de los más perjudicados en esta crisis del coronavirus y es que blanca está encanta con la iniciativa de los desfiles online: “me parece genial verlos desde tu casa, no tener que desplazarte… todo lo que sea avance, me parece positivo”. En cuanto a las nuevas normas en los rodajes, “me parece maravilloso no tener que morrearme ni acostarme con nadie; que los guionistas lo expliquen de otra manera y que se entienda el amor de otra manera”. Aunque cuenta con una dilatada carrera profesional en el mundo de la interpretación y de la moda, blanca romero reconoce: “el baile es mi vocación frustrada, pero vivía en una aldea y mi madre no me podía llevar a ballet después del cole. Disfruto mucho con el flamenco y he pensado que algún día montaré un mini-tablao en asturias, en el que incluso cocinaría unas tortillas de patatas. Sería feliz cocinando, bailando y cantando. Parezco seria y distante, pero soy súper payasa”. Coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de la que fuera su suegra, carmina ordóñez, blanca solo tiene bonitas palabras para ella: “la mujer más guapa de españa, que supo disfrutar y vivir su vida como quiso; bailó, cantó y lo pasó muy bien”. En medio del complicado momento que vive el mundo del toro, blanca, como hija de torero y exmujer de torero recuerda que “siempre ha habido polémica” y sentencia “en gijón me daba miedo salir por los antitaurinos. Llegué a salir con el casco de moto hasta el garaje por si me zurraban, yo sufrí ese acoso, ese miedo. Nunca más volví a una corrida de toros ni soy taurina pero al vivirlo de cerca desde que nací lo respeto”. Al igual que la mayoría de españoles, blanca ha tenido que posponer algunos de los proyectos profesionales que tenía entre manos debido al covid-19: “hubo que modificarlos, ha sido una pérdida económica para todo el mundo. Pero saldremos adelante, aunque habrá que esforzarse el doble, hasta que brad pitt se case conmigo y me lleve a su mansión de los ángeles debo trabajar”. Feliz y tranquila con la vida que está llevando, blanca deja claro que no hay ningún hombre que ocupe su corazón: “no estoy enamorada, ya no quiero novio. Estoy buscando un convento para hacer galletas y ponerme cruces y santinas, que me encantan, y rezar y cantar. Además, pueden beber vino. Las mojas viven bien, tienen una piel fantástica y me parece mejor sitio que una residencia de ancianos”. Como buena asturiana, blanca se quedará en casa estas vacaciones y es que confesó “me da miedo arriesgar. Ya casi quedé confinada en méxico y padecí mi primer ataque de ansiedad, porque mi niño estaba en españa. Los que vengáis a asturias sois bienvenidos pero, por favor, tenéis que portaros bien, hay que tener cuidado”

Ficha técnica


Fecha 22/07/2020
Parte 3
Duración 07:29
Sonido Totales y Ambiente
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados


Haga click para ver la vista previa del vídeo.
31:32
4
Enrique Ponce torea en Osuna
Sonido Ambiente 02/08/2020