8 de cada 10 usuarios de cigarrillos electrónicos deja de fumar

En España existe un gran número de fumadores adultos que desean dejar de fumar y, para ello, recurren a herramientas efectivas como los vaporizadores personales. En este sentido, 8 de cada 10 usuarios de productos del vapeo ha abandonado el tabaco por completo, según el III Estudio Hábito y uso del cigarrillo electrónico, elaborado por Sigma Dos para UPEV, la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo. De este modo, los productos de vapeo vuelven a demostrar ser una herramienta eficaz para dejar de fumar puesto que, de todos los usuarios de productos del vapeo encuestados, actualmente solo el 16,8% lo combina con los cigarrillos tradicionales, mientras que el 76% ha conseguido abandonar el tabaco de forma permanente. Por otro lado, el pequeño número de usuarios que todavía fuman a la vez que vapean afirman fumar menos, puesto que el 72% reconoce haber disminuido su consumo de tabaco de forma considerable y el 16,5% lo ha reducido a la mitad con productos sin combustión. Los cigarrillos electrónicos son un gran apoyo en el proceso de deshabituación a la nicotina, y es que el 82% de los usuarios adultos de vaporizadores ha reducido la concentración de nicotina consumida de manera gradual, lo que apunta a que estos dispositivos ayudan a la hora de reducir la adicción a la nicotina. Precisamente, el 72,3% utiliza dispositivos con un máximo de hasta 3mg/ml de nicotina. El estudio de Sigma Dos también revela que el vapeador español es típicamente mayor de 26 años, varón y con estudios, probando que estos productos son principalmente utilizados por fumadores adultos. Al ser consultados por las ventajas que han percibido con el cambio del cigarrillo al vapeo, el 71,8% de los encuestados señala que se encuentran en mejor forma física o de salud. Además, el 72% reconoce haber percibido una mejora en su capacidad pulmonar y el 55,3% una reducción o desaparición de la tos respecto a cuando fumaban. A diferencia de estos resultados, el Ministerio de Sanidad ha señalado a través de diferentes campañas al vapeo como una puerta de entrada al tabaquismo apuntando que tiene los mismos efectos en la salud que fumar. Sin embargo, la encuesta muestra que más de nueve de cada diez vapeadores fumaba tabaco tradicional antes de empezar con el cigarrillo electrónico (93,1%). En relación a esta posición, el 77,9% de los encuestados considera que Sanidad no ha tenido en cuenta las evidencias científicas para tomar una postura sobre el cigarrillo electrónico. De hecho, un 30% de los usuarios afirma que volvería al hábito de fumar si en España se prohibiera el uso de productos de vapeo. En esta línea, el 92,2% de los participantes de la encuesta vería bien que las autoridades sanitarias recomendasen el uso de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir el hábito, como ya hacen países de nuestro entorno como Reino Unido.

Ficha técnica


Fecha 29/06/2021
Parte 4
Duración 00:16:55
Sonido Totales y Ambiente
Edición Bruto Compactado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Partes


Relacionados