Un corto sobre PKU recauda fondos para desarrollar un biosensor

Con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras, la Fundación PKU quiere dar visibilidad a las enfermedades metabólicas a través de un cortometraje protagonizado por la actriz Esmeralda Moyá, que encarna a Candela, una niña con PKU. Ambientado en un futuro postapocalíptico, sobrevive gracias a un Biosensor que le indica el nivel de proteína que tiene en su organismo. Ese es el objetivo final del corto, recaudar fondos para hacer realidad un proyecto conjunto del Hospital San Joan de Déu y la Universidad Autónoma de Barcelona de un biosensor que puede cambiar la vida de los pacientes con PKU. Una iniciativa que sitúa a España como líder mundial del desarrollo tecnológico de este dispositivo. La PKU es una enfermedad rara, hereditaria y sin cura. Se trata de una alteración del metabolismo que impide el procesamiento de una fracción de la proteína, la fenilalanina. Tan importante es un biosensor para llevar un control estricto de los niveles de proteína, que un gramo de más o un gramo de menos, puede provocar daños cerebrales irreversibles en el paciente.

Ficha técnica


Fecha 27/02/2020
Parte 1
Duración 00:02:12
Sonido Locutado
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Relacionados


Haga click para ver la vista previa del vídeo.
03:35
Floración en Cieza (Murcia)
Sonido Totales y Ambiente 03/03/2021